martes, 6 de octubre de 2015

Resumen de las LES 2015

Aunque ya hace unas semanas que se acabaron las jornadas Ludo Ergo Sum no había tenido tiempo aún de poner mis impresiones por el blog.

Este es el segundo año que aparecía por estas jornadas que siguen estando maravillosamente organizadas y seguro que con las mas de 2.000 personas que pasaron por allí eso no es nada fácil. También mencionar el mercadillo rolero que este año tenía mas espacio, pero aún así se llenó de material y gente.

Como siempre el ambiente allí es muy bueno y ademas de saludar a los miembros de que conocía de en persona de la comunidad, le pude poner cara a muchos otros mas, todos ellos muy simpáticos.

Este año se me ocurrió dirigir el sábado (mañana y tarde) y creo que fue un acierto, porque si quiero jugar, los mejores días son el viernes y domingo, que la cola es menor.

La imagen es cortesía de La marca del Este.

La partida del sábado por la mañana tuvo una sorpresa, ya que vinieron a la mesa personas que ya habían jugado conmigo el año anterior y aunque me alegré bastante, tenía preparada la misma aventura que les había dirigido el año anterior, así que tuve que dirigir Phalios, El hijo del mar, con algunas modificaciones para darle mas sabor, por ejemplo cambié el enemigo del sacrificio por una sierpe marina que les puso las cosas mas que complicadas. En resultado una partida muy letal que consiguieron finalizar con éxito.

  • En el primer acto llegaron a la isla y estuvieron investigando un poco, aunque pronto se vieron sorprendidos por un ataque sorpresa que resolvieron con facilidad.
  • El siguiente acto es el mas difícil de narrar ya que es una situación de asalto/combate que deben perder, así que aunque no pecaron de cobardía si que costó de alguna manera cerrar un poco este acto.
  • El acto del sacrificio es el punto álgido de la aventura y salió mas o menos bien, aunque algunos héroes, por llamarles asía acabasen huyendo, dos de ellos se enfrentaron a la sierpe sufriendo y consiguiendo acabar con ella de una manera muy épica, invocando a un Leviathan que de un mordisco acabó con su terrible enemigo.
  • Al final consiguieron detener a Phalios lanzándose al ataque a lo loco en una escena que si bien podría haber acabado mal para ellos, tuvieron la suerte de enlazar algunos críticos y salvar la situación.

Por la tarde tuve la suerte de dirigir en una esquina, con menos ruido y tráfico de gente, cosa que siempre se agradece. En esta ocasión dirigí La maldición de Licaón, y funcionó a la perfección, con una muy buena actuación de los jugadores, aunque para alguno de ellos era su primera vez se metieron mucho en la partida y creo que la disfrutaron tanto como yo.

  • El primer acto fue de lo mejor de la partida, cuando llegan a Licosura y se presentan ante el rey, se inventaron una hazaña que el público se creyó y empezaron a adorar a uno de los héroes llevado por un jugador.
  • El ataque de Hipolita lo solventaron como un mero tramite, aquí los jugadores sacaron todo su ingenio y acompañado de unas muy buenas tiradas consiguieron acabar con la criatura en pocos asaltos.
  • La traición de Licaón les sorprendió un poco y aquí tuve que darles un empujón al final para dirigirles hacia el último combate frente al rey.
  • Aunque la partida la estaban llevando de una manera muy solvente, contra el rey Licaón si que tuvieron su dosis de agonía y a punto estuvo alguno de morir. Pero al final se hicieron con la victoria sin recibir ninguna baja.


En conclusión, unas jornadas muy buenas y a las que espero asistir el año que viene.

Como siempre agradecer a +Jose Manuel Real y pareja, la compañía y el viaje, hablando de rol con muy buena música.

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...